Traducir - Translate. [Este blog se ve mejor con Google Chrome]

viernes, 29 de diciembre de 2017

24 y 31 de diciembre 2017: ¿Por qué Jesús habría querido nacer en circunstancias tan humildes? - ¿Que podemos aprender de todo esto? ¿Dónde está la verdadera seguridad? Dios promete bendiciones a los que le sirven con integridad (1 Pedro 3:12).

En este 2017 que termina y 2018 que inicia queremos compartir con ustedes dos temas correspondientes a los sermones predicados el 24 (SI USTED PUDIERA ELEGIR...) y el 31 (ASEGUREMOS NUESTRA SALVACIÓN) del año que finaliza.
Lo hacemos con el mejor de los afecto, esperando que estos y demás temas que aquí compartimos sean de gran ayuda para la reflexión y crecimiento en el camino de Dios, que es Cristo Jesús. Amén.

Caracas, domingo 24 de diciembre de 2017.

SI USTED PUDIERA ELEGIR...

Por José Carvajal
·       Dónde nacer... ¿Cuál país elegiría? La clase económica de sus padres... ¿Elegiría padres ricos, pobres, o de clase media? El mobiliario en el lugar de nacimiento... ¿Querría tener lo mejor? El anuncio de su nacimiento... ¿Querría que fuera anunciado en los centros del gobierno y en los periódicos importantes?

I.                Hay un solo individuo en la historia que pudo elegir estas cosas, Jesucristo.
A.    Él existía en forma de Dios (Filipenses 2:6). Y por tanto ¡pudo elegir a sus padres, dónde iba a nacer y todos los detalles que tuvieron que ver con su propio nacimiento! ¿Y qué eligió?
1.     El territorio – Judea, un lugar considerado como atrasado para los romanos, quiénes controlaban el mundo en el primer siglo (cf. Juan 1:46-47).
2.     El pueblo – Belén, una aldea llamada, “pequeña para estar entre las familias de Judá” (Miqueas 5:2).
3.     Sus padres – María y José eran sumamente pobres.
a.     Cuando tuvieron que hacer un sacrificio para dedicar a su hijo, ofrecieron una paloma, el animal sacrificado por los pobres (Lucas 2:24; Levítico 12:6-8).
4.     Su mobiliario – Un pesebre en un establo (Lucas 2:7).
5.     Sus primeras visitas – Campesinos pobres, los pastores (Lucas 2:8-20).
B.    ¡Jesucristo eligió nacer en una aldea de poca importancia en un lugar atrasado, a padres pobrísimos para ser puesto en la paja en un pesebre en medio del establo!
1.     No eligió nacer en el palacio de algún rey o país rico o a padres educados y cultos.

II.             ¿Por qué Jesús habría querido nacer en circunstancias tan humildes?
A.    Quería ENSEÑARNOS lecciones importantes a través de su nacimiento:
1.     El no hacer acepción de personas – ¿Nos animamos mucho cuando la gente educada visita nuestras reuniones? Etc. En contraste, ¿no nos animamos tanto si llegan personas humildes y pobres a las reuniones? Si es así, no hemos aprendido las lecciones que Cristo quería enseñarnos con su nacimiento (cf. Santiago 2:1-4).
2.     El no desanimarse al nacer en circunstancias humildes. Algunos piensan que si nacen en lugares pobres, etc., no pueden lograr mucho.
a.     Pero, fíjense en lo que logró Cristo, sin tener un automóvil o PC (Hebreos 2:9-14).
b.     Dios da la clave del éxito para el cristiano (cf. Salmos 37:1, 3-8, 16, 18-19, 21, 23-28).
3.     La naturaleza del reino – Si Cristo hubiera querido que su reino fuera de naturaleza política y nacional, habría querido nacer en algún palacio o centro de gobierno.
a.     Pero su reino “no es de este mundo” (Juan 18:36).
b.     No es socialista, ni capitalista, revolucionario o comunista, etc., los partidarios de estos sistemas humanos, son gobernados por los deseos de la carne (Santiago 3:14-16).
c.      Es un reino que no llama la atención de los ricos y poderosos sino la de aquellos que los mundanos tienen por necios, débiles, viles y menospreciados (1 Corintios 1:27,28).
d.     Los que anhelan títulos religiosos y puestos de honor, no conocen a Jesucristo.
B.    Sabemos que Jesús no nació en diciembre y mucho menos un 25, ni siquiera existe registro bíblico o histórico para la lógica de tal fecha.
1.     No hay año registrado de su nacimiento, lo cual significa que Dios no le dio importancia a la fecha sino solo al hecho de su nacimiento en sí (Gálatas 4:4).
a.     La profecía bíblica justifica el hecho de la omisión de la fecha (Hebreos 7:3, 1-17).
b.     Es suficiente la genealogía de Jesús en los evangelios (Mateo 1:1; Lucas 3:23).
2.     En estas fechas decembrinas (ajenos a estas verdades) muchos viven al ritmo de las diversas tradiciones y creencias con sus excesos y vicios que nada tienen que ver con la verdad de Jesús.
a.     ¿Usted oye los mensajes que Jesucristo quiere enseñarle a través de su nacimiento?
b.     Si queremos el reino de Cristo, tenemos que seguir e imitar a un rey sumamente humilde, aceptando la naturaleza humilde de su reino. 
¡Usted puede elegir!

Descargar este tema en PDF


Tema 2

Caracas, domingo 31 de diciembre de 2017.


Aseguremos nuestra salvación
Por José Carvajal
Dentro de un “día” finaliza el 2017, y la gente resignada, anda tratando de adquirir apenas aquello con que pueda cubrir sus necesidades alimenticias, y ni pensar de las costumbres decembrinas ¿Cómo o qué comprar? Ni lo mencionen, ha sido un año duro, y algunas personas dicen, “y lo que falta”, otras, cual “pitonisas” advierten lo que se avecina en enero 2018. ¿Que podemos aprender de todo esto? ¿Dónde está la verdadera seguridad?

I.                LA VERDADERA SEGURIDAD Y PODER ESTÁN EN DIOS (Salmos 37).
A.    Debemos volver nuestros ojos al Señor quien tiene la seguridad y el poder.
1.     La ciudadanía segura, las riquezas y tesoros verdaderos están en los cielos (Filipenses 3:20; Mateo 6:20).
2.     Por medio de la enseñanza de Cristo nos podemos dar cuenta de la inutilidad de poner nuestra esperanza en las cosas de este mundo perecedero. Nada es seguro, nada es permanente, sino solo la palabra de Dios, que tiene el poder de salvar y dar vida eterna.
a.     El verdadero poder (Romanos 1:16).
b.     El evangelio es la única esperanza de salvación.
3.     Satanás está llevando una campaña espiritual en la nación de guerra psicológica por medio de la carencia o escases de los recursos más básicos e indispensables para sostener la vida, paliando las esperanzas de la población con discursos, promesas ideológicas y con manipulación de la económica del mundo para perder las almas.
a.     El evangelio es la verdad, la espada del Espíritu que puede combatir a Satanás y sus fuerzas malignas (Efesios 6:16-17).
b.     Necesitamos vestir las armas de la milicia que Dios nos ha provisto. La armadura de Dios es invencible, es poderosa para rechazar todo intento del diablo: Vestíos de toda la armadura de Dios para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo” (Efesios 6:11).

II.             LA VIDA ES BREVE (Santiago 4:14).
A.    Por tanto, debemos ocuparnos en preparar nuestras almas para la partida de este mundo.
B.    Es bien conocido por el mundo lo que ocurrió el 11 de septiembre de 2001 en USA.
1.     Los que perecieron en el ataque a las torres, ese día no pensaban que ese día seria su último día aquí en la tierra, sino que estaban muchos llenos de sueños y haciendo planes para el futuro.
2.     Y como esta tragedia, muchas otras, algunas de orden natural, acontecidas más recientemente, como los huracanes en el Caribe, terremoto en México, etc. ¿Cuántos no tenían las esperanzas de alcanzar una forma de vida más cómoda, producto del fruto de sus manos? Y ahora ruinas.
3.     No hay nada malo en hacer planes en esta vida, pero deben ser hechos basado en el orden espiritual. Lo más urgente es estar preparado para la eternidad (cf. Lucas 13:1-5).
C.    Hermanos (as) desesperados impulsados por “sus necesidades” que se han ido del país, a tierras que nunca conocieron, donde no tienen familiares, y mucho menos donde reunirse como iglesia (cf. 1 Corintios 11:20; Hebreos 10:25), hasta hoy andan como el pueblo antiguo de Israel (Números 32:13), “dando vueltas en el desierto de sus vidas” alejadas Cristo (2 Juan 9), engañadas por una falsa prosperidad que las alejó de la iglesia del Señor (1 Juan 2:15-17).

CONCLUSIÓN:
·       Dios promete bendiciones a los que le sirven con integridad (1 Pedro 3:12).
·       La corona de justicia y de gloria que nos espera es nuestro gozo en medio de difíciles circunstancias, y así también debemos sentirnos nosotros, no importa cual sean las circunstancias en esta vida (2 Timoteo 4:8; Salmos 23:4).
·       No sabemos lo que el futuro traerá, pero sabemos quien guarda el futuro. En estos tiempos nuestra fe debe ser inamovible y esperar con paciencia que Dios llevará a cabo sus propósitos.

 Descargar este bosquejo en PDF

martes, 17 de octubre de 2017

COMBATE ESPIRITUAL EN DESARROLLO (V). CONTRAATAQUE #2. ¿Cómo estamos nosotros frente al sufrimiento? Tristes y con temores, digamos que eso es normal. SATANÁS USA NUESTROS SUFRIMIENTOS PARA DESTRUIRNOS (Juan 10:10).



INTRODUCCIÓN:
·       En la cuarta parte de esta serie, identificamos a uno de nuestros enemigos, nuestra propia concupiscencia, la cual facilita las tentaciones de Satanás.
·       Él sigue intentando alejarnos de la iglesia usando todo el arsenal que tiene para evitar la edificación, el evangelismo y la benevolencia (pues así habrán miembros espiritualmente más débiles).


I.                SEGUNDO ENEMIGO, ES EL DIABLO Y SUS ÁNGELES.
A.    Los siguientes pasajes hablan de su intervención (1 Pedro 5:8; Apocalipsis 12:17).
B.    El cristiano y la iglesia llevan a cabo junto con los ángeles una lucha espiritual en contra de las potestades espirituales de maldad (Efesios 6.12).

II.             SATANÁS USA NUESTROS SUFRIMIENTOS PARA DESTRUIRNOS (Juan 10:10).
A.    El sufrimiento es algo propio de la fe en Cristo (1 Pedro 5:8-9; Filipenses 1:29).
B.    ¿Cómo estamos nosotros frente al sufrimiento? Tristes y con temores, digamos que eso es normal.
1.     Pero Dios quiere que sepamos que después del sufrimiento siempre viene la victoria.
a.     En Mateo 17:22, 23 Jesús habla a sus discípulos de dos predicciones sobre su muerte ¿En cuál de las dos profecías cree usted que se fijaron más los discípulos de Jesús?
1)     La primera hablaba de sus sufrimientos y muerte en la cruz (vv. 22, 23a).
2)     La segunda de su resurrección al tercer día (v.23b).
b.     Se fijaron más en los sufrimientos: “Y ellos se entristecieron en gran manera” (v. 23c).
1)     Ellos pudieron entender bien, sin ninguna dificultad la primera predicción, la de los sufrimientos y muerte del Señor.
2)     Pero no entendieron, casi no hicieron caso a la segunda profecía sobre la resurrección.
3)     Si se hubieran enfocado en la segunda promesa, hubieran enfrentado la prueba del sufrimiento y la muerte de Jesús con más gracia de Dios, con más valor y fortaleza.
2.     Dios ha hecho esas dos mismas promesas para nosotros:
a.     Filipenses 1:29.
b.     Juan 5:29; 2 Timoteo 2:12.
3.     Es natural sentir temor si estamos enfermos, con tratamiento médico, sufrir tragedias familiares, daños físicos y emocionales por la maldad, padecer hambre, etc.
a.     Pero cuando nos enfocamos más en las cosas que padecemos, Satanás intentará sacarnos ventaja (cf. 2 Corintios 2:7, 11).

CONCLUSIÓN:
·       Si podemos enfocarnos más en las promesas de Dios, confiar más en su Palabra, militando la buena milicia, aspirar más la vida eterna, seremos victoriosos siempre (1 Timoteo 1:18d).
·       Que Dios nos ayude a ser fieles, sin debilidades y nos de vida la eterna (1 Pedro 5:10-11).

martes, 10 de octubre de 2017

LAS TEMPESTADES DEL ALMA (2) A un maestro filósofo le preguntaron: ¿Quién fue vuestro maestro? Y él respondió, un perro. Lo vi al borde de un estanque de agua clara, jadeaba de sed y no se atrevía a beber.


·       En la primera parte comenté sobre el milagro realizado por Jesús cuando los discípulos estaban en la barca y el mar se embraveció y Jesús apareció andando sobre el mar (Mateo 14:22-25).
·       Hoy extraeremos algunas lecciones más sobre las “tempestades” que azotan nuestras vidas.


I.                PARA EL CREYENTE HAY OTROS TIPOS DE TEMPESTADES (ver Mateo 14:25-33).

A.    Todas las tempestades son malas, pero hay otro tipo de tempestades que se encuentran en este texto de Mateo, que muchas veces son peores que las físicas.
1.     Una “tempestad” que azota el alma, puede ser a veces, la falta de fe.
a.     Jesucristo le dijo a Pedro: ¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste? (v. 31).
b.     La falta de fe para “romper la tempestad”, es peor que la tempestad misma.
2.     Dos hermanos estaban jugando al caer la tarde en el patio de su casa en un lugar de campo, uno le dijo al otro: “Fíjate como se mueve el sol, estaba detrás de aquellos árboles y ahora está encima”. Papá nos ha dicho que el que se mueve es la tierra, no el sol (dijo el hermano). Y el otro contestó: “yo creo lo que veo, estoy en la tierra, y la tierra no se mueve”. Pues, yo creo en la palabra de nuestro padre, es la tierra la que se mueve.
3.     Amigas y amigos, eso es la fe, la fe es creer en la Palabra del Padre. Y el Padre nos dice en el profeta Isaías 41:10 “No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.”
4.     Un tipo de “tempestad” es la falta de fe, otro tipo es la duda, la falta de fe nos hace caer en la duda, y la persona que duda, la que hoy cree y mañana desconfía, es una persona inestable (Santiago 1:6-8).

B.    Otra forma de “tempestad” es el miedo, el versículo 30 del pasaje de Mateo que leí, es muy importante, Pedro comenzó a hundirse cuando le invadió el miedo.
1.     El miedo, paraliza las actividades de una iglesia e inutiliza a los miembros, el miedo siempre ve las cosas peores de lo que son, el miedo nubla la razón y ciega la voluntad, el miedo nos entrega en manos del adversario.
2.     A un maestro filósofo le preguntaron: ¿Quién fue vuestro maestro? Y él respondió, un perro. Lo vi al borde de un estanque de agua clara, jadeaba de sed y no se atrevía a beber. Al acercarse a la superficie del agua, veía su imagen reflejada, y creía que era otro perro que le amenazaba y huía sin beber. Al final la sed pudo más que el miedo, y se arrojó al agua, con lo cual desapareció el otro perro y bebió a gusto. ¿De qué le sirvió a usted este incidente? Preguntaron los discípulos al maestro, y el maestro respondió: Entendí en aquel momento que, el obstáculo que impedía al perro su sed, era su propio yo.
(1)  Es decir, la falsa imagen de la ilusión del yo, una vez que esa imagen desapareció, el perro alcanzó su objetivo.
(2)  El miedo a nosotros mismos, a nuestra propia imagen, nos paraliza.
3.     Pero Cristo vino para que venciéramos el miedo y las dudas.
a.     La primera frase del versículo 32 de Mateo dice que “cuando ellos subieron”, ¿Quiénes ellos? Se refiere a Cristo y a Pedro, subieron no inmediatamente, Cristo anduvo un trecho más sobre las aguas, con Pedro de la mano, para infundirle ánimo.
b.     ¡Qué imagen! Aquellos dos hombres, tomados de la mano, andando sobre el agua de la mar en dirección a la barca. Y en cuanto Cristo estuvo en la barca, dice el texto de Mateo, que se calmó el viento, lo que debe interpretarse como un nuevo milagro.

DESCARGAR Bosquejo